Los esclavos liberados

“Mi bisabuelo vino de Freetown y se instaló en Banjul. Es una historia muy larga”.

Para llegar a Betty Frazer hay que hacer  también un recorrido largo. Comienza por llegar Banjul, la capital de Gambia, y preguntar por una familia aku: en la calle, en las tiendas, en una iglesia católica donde, de paso, uno toma un respiro del calor tropical; hay que escurrirse de embaucadores, de interesados, de amables que quieren ayudar y no saben cómo. Para hablar con una familia aku hay que andar: al llegar a una casa donde viven akus, me recibe alguien de apellido inglés: Felix Sock. Pero hay que volver a empezar la tarea porque Felix no sabe la historia de su etnia, que representa poco más del 1% de la población del país.

Así que finalmente, la casa pálida y el tejado cónico de Betty confirman que allí, en una construcción sólida levantada por su bisabuelo, comienza la historia de la libertad.

Los akus, que provienen de Freetown (Sierra Leona), son esclavos que fueron liberados después de 1807, fecha de la abolición del comercio de seres humanos. Los ingleses crearon patrullas en la costa africana para evitar que otros países arrancaran de sus costas a los habitantes de naturaleza más prominente. “Porque los blancos se los llevaban, ellos veían la estructura; los capturaban a michos de ellos, a los débiles o enfermos no se los llevaban”, cuenta.

– ¿Y por qué cree que vinieron desde Freetown hasta Gambia?–, le pregunto.

“Quizás… No lo sé”, responde sorprendida. Después se queda unos segundos pensativa y dice: “Creo que quizá creían vivir su propia vida, quizá habían perdido todo, quizá se fueron a otro país para ver si podían trabajar para conseguir dinero y vivir… para sostener a sus familia. Pero es mi propia idea. O quizá no sabían de qué área eran originarios, porque su apellido también se había perdido”.

Allí, en el salón ocre de piso firme hablamos de sus tradiciones, de su origen, de la religión y de su identidad. De la lucha por la libertad y, sobre todo, del perdón. “Si quieres recordar el pasado, diré que los negros realmente sufrieron, pero no es algo que tengamos siempre en la mente porque se crearía odio entre blancos y negros y eso no es bueno, especialmente si eres cristiano, que siempre decimos: ‘olvida y perdona’. Si hablas de eso estás creando un enemigo para nuestros hijos. En la biblia se dice: ama al próximo como a ti mismo”.

Aquí, un extracto de la charla con Betty Frazer:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s