el proyecto

…la esclavitud y la trata de esclavos, en particular la trata transatlántica, fueron tragedias atroces en la historia de la humanidad, no sólo por su aborrecible barbarie, sino también por su magnitud, su carácter organizado y, especialmente, su negación de la esencia de las víctimas, y reconocemos asimismo que la esclavitud y la trata de esclavos, especialmente la trata transatlántica de esclavos, constituyen, y siempre deberían haber constituido, un crimen de lesa humanidad y son una de las principales fuentes y manifestaciones de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia, y que [esas personas] continúan siendo víctimas de sus consecuencias.

Con estas palabras se expresaba la Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia, celebrada en Durban en el año 2001, para dejar patente qué habían supuesto los tres siglos de esclavitud.

Entre los siglos XVI y XIX, los imperio español y británico arrancaron de África a más de 15 millones de personas (aunque hay quien señala que pudieron ser hasta 20 millones) para trabajar en las colonias de ultramar.

Este proyecto periodístico se propone seguir las huellas de una historia cuyas consecuencias siguen muy visibles. Como se afirma en el documento redactado en Durban,

…el colonialismo ha llevado al racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia, y que los africanos y los afrodescendientes, las personas de origen asiático y los pueblos indígenas fueron víctimas del colonialismo y continúan siéndolo de sus consecuencias.

En 1807, el Parlamento Británico puso fin al comercio de esclavos mediante la Act for the Abolition of the Slave Trade,  pero el sistema negrero siguió rigiendo la vida de las colonias hasta 1833. Fue entonces cuando se aprobó la Slavery Abolition Act, que ponía fin a una historia de explotación y que causó el colapso de las economías, basadas en la explotación laboral y humana.

La partida, la llegada y el desarrollo.

En este viaje a la esclavitud hay tres puntos históricos y geográficos: de África fueron arrancados; en América trabajaron como esclavos; y en ese continente se levantaron. En esta última fase, por las condiciones de desigualdad brutal entre habitantes blancos y negros y debido al devenir histórico de los acontecimientos, el proyecto ha viajado a los estados sureños de Estados Unidos, donde surgieron algunos de los héroes contemporáneos de la lucha por los derechos civiles.

Jamaica, centrada en un fuerte programa de reparación con una inmensa petición de indemnización a su antigua metrópoli, fue el territorio donde se ha investigado la consecuencias de la esclavitud.

Gambia es el origen: sirvió como puerto de salida (uno de los más importantes del oeste del continente) donde los africanos fueron capturados, engrilletados, vendidos y transportados al Nuevo Mundo. De la isla de Janjabureh partieron tres millones de esclavos. Hasta allí fuimos para ver y sentir cómo fue su historia y dónde nacieron algunos de los problemas actuales del país.

***

Gracias a la beca Michael Jacobs, impulsada por  La Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano y el Hay Festival el proyecto ahondará en las consecuencias -vivas- de la esclavitud en Colombia y Cuba.

***

Estas páginas sirven como reguero de esos viajes al corazón de la esclavitud donde caen anotaciones, lecturas, entrevistas y otros materiales que han servido para elaborar los reportajes con la esclavitud como hilo conductor. La trilogía, titulada Tras el rastro de la esclavitud, se publica en sucesivas ediciones de la revista de periodismo narrativo El Malpensante.

Capturadepantalla2017-08-12alas10.15.33

Anuncios